World Volunteer Web Home  
Volunteerism worldwide: News, views & resources
  Home   About us   Contact us   Contribute   Search   Sitemap 
 
En Esmeraldas el Voluntariado se tornó en Política Municipal
29 December 2003

Quito: El Departamento del Voluntariado Municipal de Esmeraldas funcionará desde enero del 2004 y espera involucrar un mínimo de 500 nuevos voluntarios locales

En Esmeraldas el Día Mundial del Voluntariado, 5 de Diciembre, fue la oportunidad para anunciar que la cultura de la solidaridad se integró a las políticas de la municipalidad del cantón. El cabildo de este cantón del norte de la costa ecuatoriana inauguró el Departamento de Voluntariado Municipal. A partir del 2004 esta oficina funcionará como una estructura permanente y oficial dedicada a administrar la oferta y demanda de trabajo voluntario para asistir en las múltiples tareas de desarrollo urbano del cantón. Tras los 20 meses del proyecto Apoyo al Voluntariado entre Ciudades, AVC, del Programa de Voluntarios de las Naciones Unidas en Esmeraldas, se ha logrado que las autoridades y la sociedad civil esmeraldeñas asuman el voluntariado como una alternativa efectiva para mejorar su comunidad.

El Alcalde de Esmeraldas, Ernesto Estupiñán Quintero, durante el evento de inauguración de este nuevo departamento municipal resaltó su compromiso con el fortalecimiento del voluntario en el cantón. Para la máxima autoridad de este gobierno local sí es posible cambiar Esmeraldas, y especialmente cuando la comunidad junta las manos para resolver conjuntamente los problemas.

 El apoyo del Municipio consiste en integrar un área para voluntariado en su estructura administrativa. A partir de enero del 2004 este nuevo departamento contará con una oficina ubicada en el edificio de la municipalidad en el centro de la ciudad de Esmeraldas, dotada con equipos y mobiliario. Ahí trabajarán al menos tres funcionarios municipales además de voluntarios locales e internacionales. El Ing. Carlos Escobar, funcionario municipal, ha sido delegado para la coordinación general. “Buscamos juntar nuestro capital humano con las necesidades de nuestra comunidad” apunta Escobar sobre el plan de trabajo para la nueva oficina. La tarea principal para el período de arranque será el desarrollo de una base de datos que permitirá hermanar con efectividad la oferta y demanda de voluntarios. Una herramienta importante para apoyar este trabajo será el Sistema de Información Local, SIL, iniciativa nacional promovida por UNICEF y en la que más de una docena de organizaciones locales proveen regularmente de datos e indicadores relevantes del cantón. El SIL proveerá principalmente de la información sobre las necesidades de ayuda de las diferentes organizaciones de base.

La base de datos que se creará debe recopilar tanto las fuentes de voluntarios potenciales como de las organizaciones de servicios comunitarios que demandan de apoyo solidario. Con el uso de la tecnología informática se podrá sistematizar la información y así ponerla a disposición de los usuarios con eficiencia.

La difusión pública será una tarea continua y fundamental para la oficina a fin de motivar el voluntariado en los diversos sectores de la población, y en especial entre los universitarios. “Tu también puedes ser voluntario” es el lema de esta campaña.

Para Piedad Ortiz, Voluntaria Nacional de las Naciones Unidas en Esmeraldas, es abundante la cantidad de voluntarios disponibles en el cantón. Ortiz estima que solo entre la juventud existen alrededor de 4 mil estudiantes dispuestos a ser voluntarios. La razón: en las instituciones educativas del cantón el desarrollo de trabajo comunitario es obligatorio. Pero además, debido a los beneficios que se empiezan a conocer sobre el voluntariado, cada vez son más los que comprometerían su tiempo y esfuerzo para trabajar por la comunidad. Entre ellos, los miembros de las Asociaciones Barriales, Comités de padres de familia de los planteles del cantón, entre muchos otros ciudadanos que desean ser participantes activos de la generación de cambio.

Igualmente, se considera que es amplia y variada la gama de entidades beneficiarias del trabajo de los voluntarios, en especial todas las organizaciones de servicios comunitarios como salud, educación, seguridad, protección del ambiente, entre otras.

Para la Coordinadora del proyecto AVC en Esmeraldas, Berta Brusilovsky, en estos dos años particularmente la experiencia del Ecuador ha demostrado resultados positivos. Son múltiples los beneficios logrados en actividades con voluntarios: emergencia, mejora de establecimientos educativos y sitios públicos, eventos de capacitación, acciones para desarrollo humano, consecución de donaciones, creación de nuevas plazas de empleo mediante el apoyo del voluntario empresarial, entre tantas otras. La decisión de la alcaldía de insertar al voluntariado en su gestión es especialmente una circunstancia favorable para el futuro del proyecto.

En los últimos 20 meses fue creciente el número de voluntarios que el proyecto AVC logró involucrar, alrededor de 300 en proyectos de ejecución directa, y muchos voluntarios más para iniciativas ejecutadas por otras organizaciones. Para el periodo 2004 – 2005 serán al menos 500 los voluntarios que se espera involucrar a través de la nueva oficina, según lo estima la arquitecta Berta Brusilovsky, coordinadora del proyecto AVC en Esmeraldas.

Los voluntarios que han colaborado hasta ahora está integrado mayoritariamente por esmeraldeños, y algunos extranjeros. Su aporte consiste en ofrecer su motivación, tiempo y destrezas para desarrollar una amplia gama de actividades de desarrollo urbano del cantón. El trabajo voluntario representa una inversión altamente valiosa en la ejecución de obras de interés público, sin el cual muchas actividades de beneficio comunitario no podrían ser realizadas, en especial por la carencia de fondos.

Durante el evento, Cristina Paro, Voluntaria Italiana de la Organización de Voluntariado para la Cooperación Internacional, OVCI, definió su experiencia como un acto de reciprocidad y participó su profunda satisfacción de compartir un periodo de su vida con la gente esmeraldeña.

La celebración del Día Mundial de los Voluntarios en Esmeraldas concluye con las conversaciones informales entre los diversos voluntarios, desde las señoras de la Asociación de Damas de Esmeraldas, entidad que apoya, entre diversas causas de bienestar social, a los niños discapacitados, hasta los jóvenes norteamericanos del Cuerpo de Paz que cumplen labores de apoyo en los recintos vecinos a la ciudad. El ambiente de jovialidad revela que a pesar de las diferencias étnicas, de edad, y destrezas, todos compartimos motivaciones similares. Asumir la cultura de la solidaridad es un proceso, que en el caso de Esmeraldas, ya está dando sus frutos.