Contra el VIH/SIDA los seropositivos se unen en la región caribeña
04 April 2003

Implicar a los seropositivos en la lucha directa contra el virus, ésta es la idea básica del proyecto que los Voluntarios de las Naciones Unidas (VNU) están desarrollando desde el año 2000 en el Caribe. Una región donde el SIDA es ya la primera causa de muerte entre los 15 y los 45 años y que cuenta con la tasa de infección más alta de toda América y que ocupa ya el segundo puesto del mundo en casos de SIDA, sólo superada por el África Subsahariana.

 Ante la contundencia de las cifras hacen falta soluciones nuevas. Es el caso del innovador proyecto del Programa VNU que se basa en "reclutar" a seropositivos y a personas afectadas por el virus como voluntarios. Aceptada por varios foros internacionales pero apenas puesto en práctica hasta ahora, este tipo de iniciativa había sido desarrollada con éxito en África a través de la cooperación entre el Programa VNU y el ONUSIDA, el Programa conjunto de las Naciones Unidas para el VIH/SIDA. Ahora se aplica en siete países del Caribe (Cuba, Guyana, Haití, Jamaica, República Dominicana, Surinam, Trinidad y Tobago) gracias al apoyo financiero de Japón y del Fondo Especial de Contribuciones Voluntarias de VNU. "Ayudamos a los seropositivos a verse no como personas necesitadas de ayuda sino como personas capaces de brindar ayuda a los demás", comenta el antiguo VNU en Jamaica Ainsley Reid, cofundador y director de la Red Jamaicana de Personas que Viven con el SIDA. "Se trata de un cambio fundamental de actitud", añade Reid, quien convive con el virus desde 1992.

Desterrar los tabúes que rodean la enfermedad y sensibilizar a la sociedad caribeña para acabar con la discriminación que sufren los seropositivos y que lleva a muchos a ocultar su enfermedad constituyen puntos de partida fundamentales para luchar de manera eficaz contra el SIDA. Comenzar esta sensibilización desde edades tempranas es esencial, según reconoce la guyanesa Stacey Fiona Wilson, uno de los cincuenta seropositivos caribeños movilizados como VNUs. Como madre seropositiva de una hija de nueve años lo sabe mejor que nadie: "Mi labor como voluntaria me ha servido para recorrer buena parte del camino que supone asumir la enfermedad y, además, también ha ayudado a mi hija a entender la importancia de la comprensión y la tolerancia".

Los VNU y seropositivos trabajan codo a codo creando redes de apoyo donde todas aquellas personas que de algún modo están afectadas por el SIDA puedan hablar sin tapujos y sin miedo de una enfermedad que tiene a la ignorancia como uno de sus peores enemigos. Además de los grandes prejuicios sociales, no se pueden olvidar las difíciles condiciones socioeconómicas, los bajos índices de alfabetización y la exclusión social que existen en la zona. De este modo, cuentan los voluntarios, "muchas veces nos encontramos con que apenas hay personal en los hospitales y, cuando lo hay, o no está especializado o incluso a veces no está dispuesto a asumir el riesgo que conlleva tratar a seropositivos". A este problema los voluntarios responden de varias maneras. "Enseñamos al personal o cuidamos nosotros mismos de los enfermos", explican. En Surinam han creado una red informal de doctores y enfermeras "sensibles" a los problemas de los seropositivos.

La filosofía y el modus operandi del proyecto la muestran los llamados grupos de auto-ayuda que, según explican los voluntarios, no sólo sirven de foros de intercambio sino que también actúan, de forma indirecta, como instrumento de prevención, pues minimizan comportamientos de riesgo y animan a sus miembros a involucrarse en la ayuda a otros seropositivos. "Estos grupos tienen un enorme impacto sobre la vida de los que somos seropositivos porque hasta ahora las oportunidades de encuentro para compartir información, experiencias o consejos habían sido muy escasas", comenta uno de sus beneficiarios. Orgulloso, el VNU Ainsley Reid añade que "muchos de aquellos a los que alenté a formar parte de estos grupos son ahora sus líderes". Sin embargo, estas importantes redes de apoyo tienen todavía un largo camino que recorrer. Como dice la VNU de Surinam Angelique Sánchez, "todavía hay que asegurar el acceso a estos foros a aquellos grupos especialmente vulnerables, como los jóvenes, los padres de niños seropositivos y los miembros de minorias étnicas".

Una idea pionera: la Red Caribeña El proyecto no se queda ni mucho menos dentro de las fronteras de los siete países en los que se desarrolla. Todo lo contrario, uno de sus aportes más novedosos ha sido la puesta en marcha de una Red Caribeña, con sede en Trinidad y Tobago. "Se trata de una experiencia pionera, posibilitada en gran medida por los lazos culturales que unen a los países del Caribe, su proximidad geográfica y el alto nivel de migración interna", comentan los voluntarios. Además, para reforzar esta red regional, el programa VNU ha desplazado al voluntario indio Harish Raja, que ha viajado hasta Trinidad para enseñar a los seropositivos a utilizar las nuevas tecnologías de la información. De este modo, explica Raja, "se podrán establecer foros de contacto entre todos los seropositivos de los propios países y de toda la región en general".

Los voluntarios saben que para frenar la epidemia del SIDA es necesario que la sensibilización se produzca a todos los niveles, desde el ciudadano de a pie hasta las más altas instancias. Así, han llegado a participar en la delegación oficial de sus países en la Asamblea General de Naciones Unidas sobre el SIDA. "Es necesario - explican los voluntarios - que los gobernantes de nuestros países desarrollen leyes apropiadas, permitan el acceso sin restricciones a todos los servicios por parte de los seropositivos e investiguen cualquier violación de los derechos humanos relacionada con el SIDA".

El progreso se va notando poco a poco y, sin ir más lejos, estudios recientes en Haití hablan de un freno en el crecimiento de la epidemia pero, sobre todo, de cambios de comportamiento y actitud. Este modelo de participación activa de los seropositivos está demostrando, en definitiva, que en la lucha contra el SIDA se pueden aunar justicia, humanidad y eficacia.

From: UN Volunteers, Germany



This page can found at: http://www.worldvolunteerweb.org/browse/countries/guyana/doc/contra-el-vihsida-los.html